Si voy a la universidad, ¿seré exitoso en la vida?

Por Osmar Peña para Universidad del Istmo, Junio 6, 2018

“Hay que empezar desde cero para alcanzar el cielo”, eso nos dice Shakira y estamos de acuerdo; es necesario que con esfuerzo vayamos alcanzando nuestras metas. Con esta frase queremos iniciar este post, donde la universidad se convierte en este punto para comenzar una nueva etapa, donde los puedes profundizar los conocimientos que te interesan y alcanzar sueños como ser licenciado, ingeniero, médico, enfermero, abogado, etc.

Aunque la duda central está referida al alcance del éxito y este concepto reúne a otros tantos para ser algo “completo”, es decir, para uno ser exitoso debe ser a su vez feliz, desempeñarse en el área que le apasiona, tener un salario que cumpla con las expectativas planteadas, tener una calidad de vida soñada y que este logro académico sea bien reconocido. Ante estas subjetivas características del éxito, desglosemos cada una y veamos el impacto de la universidad sobre ellas:

  • Ser feliz. La universidad es un espacio en el que desarrollaremos muchas destrezas y en el que podremos explorar y buscar solución a nuestras dudas de la mano de expertos en el área, además de vivir también la parte práctica en laboratorios, salas de ensayo, de prácticas y demás que son necesarias para cada disciplina. La felicidad relacionada al estudio la conseguimos al ir alcanzando objetivos planteados, al aumentar los conocimientos y convertirnos en expertos dentro de nuestras áreas.

 

Éxito en la vida

 

  • Desempeñarse en el área que te apasiona. Esto viene de la mano de hacer lo que realmente te gusta y tener el puesto con el que sueñas. Acá la academia tiene muchos puntos a favor, dado que, para la mayoría de las posiciones, las empresas suelen buscar formaciones educativas sólidas que puedan validar los conocimientos que se necesitan. Además, las universidades guardan relaciones con muchas empresas para que los estudiantes realicen sus pasantías, por lo que también son un puente entre uno y el lugar de trabajo donde se quisiera estar, ya lo demás uno lo construirá con esfuerzo continuo para escalar profesionalmente.

 

  • Tener un salario que cumpla con las expectativas planteadas. La parte económica también se encuentra en el conjunto que engloba el éxito. En este punto, entendemos que los niveles de educación (colegio, bachillerato, pregrado, maestría, especialización, doctorado) tienen una implicación directa al momento de buscar un empleo o cuando ya formamos parte de alguna empresa, porque estos suelen ajustarse a diferentes posiciones, así que cuando se busca un gerente, un coordinador de área o posiciones más altas se suele añadir el requisito de posgrados; entonces, es bueno que tengas en consideración que un mejor salario se consigue más fácilmente con una buena educación universitaria.

 

  • Tener una calidad de vida soñada. Para muchos, los aspectos que van desde el transporte a la zona donde se reside son fundamentales para mejorar la calidad de vida, se busca seguridad, tranquilidad, facilidades y demás extras que hacen que la vida sea más amena. La universidad en este punto entra por añadidura y por acciones que van de una a otra, es decir, al tener estudios universitarios podemos optar a más empleos, con esfuerzo podemos escalar y tener un mejor sueldo, el cual puede transformarse en vivir en un mejor lugar, por ejemplo.

 

Qué es el éxito

 

  • Reconocimiento del logro académico. El “estatus” es otro punto a alcanzar, es esperar ese momento en que otros reconozcan en nosotros una figura de conocimiento, que somos expertos en ciertos temas de nuestra área. Cuando contamos con un título alcanzamos una meta muy grande, son años de esfuerzo que se transforman en una titulación, en un grado, en un nombramiento… desde ese momento eres licenciado y nadie puede quitarte eso, nadie arrebatará de ti el éxito académico.

 

Como vemos, todas las respuestas giran en torno a las posibilidades que te da el estudiar en la universidad, dado que la importancia y el valor de los estudios de pregrado y posgrado son fundamentales para el crecimiento personal y profesional, nos complementa, nos ayuda a ser mejores en lo que nos gusta y nos ayuda a explorar y practicar en sitios especializados para ello; además, nos coloca más cerca de las ofertas laborales que queremos y de las empresas que nos interesan.

Un pensamiento final: el éxito es también tomar tus decisiones, tomar el control de tu destino, por lo que desde el momento en que te matriculas comienzas también a cumplir una meta, eso sin hablar del momento en el que te gradúas… todos son síntomas de una persona exitosa y es algo que se percibe en los rostros felices que comienzan esta etapa y de los que ya nos acompañan en los salones de clases.

Publicado en: Modo U

Tagged: Éxito, Universidad, UDI, Logro académico, Academia, Modo U, Felicidad, Metas

Quizá también te interese