¿Y si mañana comenzamos a estudiar?

Por Osmar Peña para Universidad del Istmo, Noviembre 8, 2019

Pensar en estudiar puede ser más una cuestión de encontrar la verdadera motivación para elegir una carrera universitaria. Sabemos que requiere tiempo, esfuerzo, dinero, constancia y ganas, sobre todo ganas. Por eso cuando te dicen que estudies algo que realmente te guste hacer están en lo correcto, no tanto por una frase cliché que escuchamos, sino porque cuando uno estudia algo que le gusta resulta que uno crece, uno comienza a aprender de otros en la misma rama de interés y se convierte en una meta personal y al mismo tiempo profesional, y la intención es convertirse en el mejor para uno mismo.

 

POLI

Vía Giphy.

 

Siempre habrá limitaciones (y una que otra excusa), en eso estamos claros, pero lo importante es que evitemos la pereza y la postergación de las cosas importantes (eso que se conoce como procrastinación). Hay quienes encuentran esa motivación para estudiar en la comparación con otros (Juan tiene dos años menos y ya comenzó la universidad); en la presión familiar (Andrea ya tiene 22 y todavía no ha comenzado a estudiar); incluso en las páginas de empleo (se busca graduado de la carrera **********) y aunque estas realidades existen y tienen su lógica de ser, la mejor razón para comenzar a estudiar siempre será querer aprender más de algo que te interesa y poder hacer de eso tu vida.

Queremos contarte sobre algunas razones que quizá no asociabas a la idea de la universidad y que desde ya mejorarán tu idea de comenzar esta nueva etapa:

 

Es sencillo

 

POLI

Vía Giphy.

 

¿Por qué solo se asocia este gran momento a los parciales y a las clases abrumadoras? Realmente todas las clases son únicas, cada profesor tiene su manera de explicar y algunos inclusos son increíblemente entretenidos, tanto que esperarás con ansias esa clase durante toda la semana. Por otro lado, también es apasionante tener semestres donde logras inscribir todas las materias que has querido y te sientes emocionado por poder hablar de esos contenidos que te esperan e incluso, si hay algunos que te son obligatorios pero que no les tienes muchas ganas (la verdad), quizá se trata de conocimientos que no comprendes muy bien y les agarras fastidio sin saber, o quizá son temas que como desconoces pues te haces a la idea de que son difíciles (algunos nombres de materias pueden hacer eso). Mejor ve con mente abierta y dispuesto a aprender nuevas cosas (quizá hasta te terminas dedicando a lo que verás en esa materia que te parecía imposible, uno nunca sabe).

Por cierto, ¿has pensado en la posibilidad de hacer tus estudios a través de la computadora? Así no tendrás que moverte hasta los salones de clase en nuestras sedes sino que podrás ir haciendo tu carrera desde tu casa, la biblioteca o desde donde te sientas más cómodo y concentrado. La modalidad virtual siempre será una opción que te abre las puertas de obtener tu título aun cuando estés trabajando.

 

Es un lugar para compartir

Estudiar en la universidad con amigos

Las clases tienen su horario y lo que falta son tus sesiones de estudio, las cuales puedes arreglar con tus compañeros para tenerlas en grupo y así se te facilitaría el estudio al compartir los aprendizajes con más personas y poder ver si habías comprendido correctamente o si debes cambiar algo de lo aprendido. Si lo tuyo es repasar por tu cuenta también es válido y puedes encontrar espacios bastante buenos en la universidad, solo date una vuelta por tu sede y revisa qué te sirve mejor (hay a quienes hasta estudiar en un pasillo les va de maravilla debido a que el ruido de personas les hace concentrarse porque lo consideran parte del ambiente).

Piensa que en la universidad puedes hacer muchas actividades además de las clases, puedes hacer tu grupo de compañeros y amigos de la universidad con quienes pueden conversar después de clases, ir a las áreas de estudio, repasar algunos temas, hablar sobre sus materias favoritas y siempre hay alguien que ha averiguado sobre algún semillero, una actividad extracurricular, un grupo de yoga u otra actividad que puede complementar ese tiempo fuera del salón. Así que sin darte cuenta irás encontrando balance entre las diferentes actividades que llevarás a cabo.

 

Es agradable

 

POLI

Vía Giphy.

 

Prepárate para cambiar tu perspectiva del mundo, no solo porque a esta edad comienzas a entender mejor lo que es ser adulto, sino que tu vida social también cambia, ya que conoces otras realidades de tus compañeros, las preferencias que tiene cada uno, las cosas que les gusta hacer y cómo conoces también nuevas actividades y formas de ver y comprender la vida. Lo bueno es que en esta etapa la mayoría de los compañeros tienen edades similares, por lo que irán creciendo en simultáneo y atravesando estas etapas de la mano.

La amistad se torna algo fundamental y comienza a tomar más sentido con nuevas personas que se unen y se apoyan, no solamente para los trabajos y las presentaciones, sino por las afinidades de actividades, de gustos en ciertas materias y de desarrollo profesional en ciertas áreas. Incluso a veces haces amigos que estudian otras carreras y hasta terminan siendo complementarios, así que cuando te decimos que es una etapa agradable es porque seguro sentirás que la universidad es un lugar en el que pasarás muchas horas y que reconocerás como otra de tus casas.

 

Te invitamos a que si tienes más dudas nos preguntes, entra en confianza en pregúntanos todo lo que necesites y quieras saber, ya que afortunadamente tenemos las respuestas y, si no las sabemos, de seguro buscaremos la respuesta y te la haremos llegar. Comienza esta nueva etapa sin postergar ese futuro que puede comenzar cuando vuelvas al pupitre y revisa todos los programas que tenemos para ofrecerte.

Publicado en: Modo U

Tagged: Estudiar, Pregrado, UDI, carrera, Decisión, Universidad

Quizá también te interese