¿Qué es el salario emocional?

Por Jorian Enciso para Universidad del Istmo, Marzo 15, 2019

Si vemos con ojos aislados y críticos las verdaderas razones de por qué estudiamos una carrera universitaria, podemos identificar rápidamente la siguiente: retribución económica. Quienes tienen las ventajas monetarias de estudiar por puro altruismo, se sumergen en la preparación académica sin la presión de tener que surgir. Pero para alguien que quiere ser más que youtuber o influencer, estudiar (y siempre lo digo enfáticamente) es lo único que realmente te asegurará movilidad social de forma lícita y ética.

En cualquiera de los casos, todos buscamos dinero. Nadie trabaja por amor al arte. Pero sí se puede trabajar por amor al salario emocional y precisamente de eso hablaremos en este artículo.

El salario emocional y sus ventajas en la vida profesional

 

La vinculación de departamentos de sostenibilidad social, comunicación y psicología a grandes y medianas empresas, ha añadido muchas ventajas a la estructura de valores de dichas compañías. Las dinámicas laborales han cambiado obligando a las organizaciones a adaptarse a las necesidades sociales, familiares y personales de sus empleados. A las acciones de satisfacer plena y eficazmente estas necesidades, las llamamos salario emocional.

El salario emocional es la forma en que las empresas fidelizan al talento, son todos los beneficios que se ofrecen al colaborador por encima del mero salario. Todas estas acciones buscan desarrollar un vínculo más cercano con los empleados y diferenciarse así de otras empresas. Cuando una empresa tiene a sus miembros contentos, estos lo pensarán varias veces antes de cambiarse a otra.

Las empresas usan el salario emocional para construir confianza. Y ¿cómo se logra esta confianza? Cuando la empresa es capaz de proyectar familiaridad, intimidad y compañerismo más allá de las políticas que tenga y dichas acciones deben alinearse con los valores de la organización y de los colaboradores. Si estos intereses no logran match, será muy difícil que la empresa enamore a sus empleados.

 

Podría interesarte: ¿Dónde es mejor trabajar? ¿Empresa grande o pequeña? 

 

Es importante saber que al buscar empleo, el sueldo no lo es todo. Hay más cosas que deben evaluarse para determinar si estarás confortable dentro de cierta empresa. Mira esta lista con los tipos de salario emocional:

  • Oportunidades de crecimiento dentro de la empresa.
  • Buen ambiente laboral.
  • Ser parte de las decisiones de la empresa.
  • Cultura y valores organizacionales alineados a los de los trabajadores.
  • Que las actividades de la empresa sean compatibles con las personales.
  • Desarrollo personal y profesional.
  • Horario flexible.
  • Tener líderes, no jefes.
  • Planes para mascotas.

Conoce más sobre el manejo y administración de centros educativos

  • Políticas socialmente responsables.
  • Autonomía en los cargos.
  • Home office.
  • Planes de formación y capacitaciones.
  • Guardería.
  • Días libres (adicionales a los festivos).
  • Espacios de distracción y esparcimiento dentro de la oficina.
  • Planes de voluntariado. Podría interesarte: ¿Por qué el voluntariado importa?
  • Reconocimientos diarios.
  • Beneficios sociales como seguridad social y jubilación.

Cuando una empresa logra ofrecer acciones de salario emocional, inmediatamente se vuelve una empresa en la que todos quisieran trabajar. Ya que el sueldo pasa a un segundo plano. Todos queremos poder tener tiempo de calidad para estar con nuestras parejas, familias, mascotas. Todos necesitamos estar en empresas con las cuales nos sintamos identificados. Esto genera en los empleados mayor compromiso con la marca, grupos de trabajo sólidos y una comunicación fluida que indiscutiblemente mejora los procesos logrando mejores resultados.

 

Acciones de salario emocional que beneficencia a empresas y empleados

 

En conclusión, para las empresas el salario emocional permite tener un ambiente laboral exitoso, un menor índice de rotación de personal, disminución de ausentismo, mayor productividad y ahorros en capacitación de talentos nuevos. ¡Todos ganan!

Por ello, al momento de elegir donde trabajar, es válido preguntar todos estos detalles en las entrevistas. Antes de darle un sí solo a un sueldo, evalúa si no le estás vendiendo el alma al diablo y más bien vislumbra cómo trabajar en esa empresa puede ser beneficioso desde el corto plazo para tu integridad moral, mental y profesional.

Publicado en: Modo U

Tagged: Universidad, Empleo, Empresas, Aprendizaje, Vida Universitaria

Quizá también te interese