Ser más inteligente

Jun 5, 2018

¿Por qué viajar te hace ser más inteligente?

Por Osmar Peña para Universidad del Istmo

Un viaje puede representar muchas cosas para una persona, ya sea la necesidad de descansar, de alejarse de la rutina que presenta la ciudad, de conocer una nueva cultura, de cumplir un sueño que se tiene desde hace mucho o incluso de aprender un nuevo idioma. Sea cual sea tu motivación, un viaje representa una oportunidad de oro para la formación de tu personalidad y para la manera en como asumes los retos y la vida en general, es por ello que los conocimientos (muchas veces pragmáticos) que adquieres en un viaje son fundamentales en tu desarrollo profesional y personal, y cómo no, incrementan la inteligencia para manejar situaciones y también optimizan otras destrezas.

En este post, valoraremos los beneficios que trae consigo viajar (en especial si viajas por tu cuenta) y que serán de gran valor cuando decidas optar por algún trabajo, alguna beca o por otra opción que te pida conocer un poco de ti mismo y de tus fortalezas.

Facilidad para conversar y entender a otros. Lo primero que se fortalece en nosotros cuando hacemos un viaje es la interacción con otras personas, ya sea desde pedir alguna dirección a un extraño hasta conversar con alguien por coincidencia y afinidad en las actividades que hagamos en ese destino. Así, las habilidades comunicativas se vuelven una característica sobre la cual tenemos más control, entendemos mejor lo que es compartir con otros, ser empáticos, comprender otros puntos de vista y encontrar puntos en común sin necesidad de forzar conexiones, así, todo este proceso se vuelca a nuestro favor y esta se convierte en una habilidad que vamos manejando con mayor destreza.

Viajar 1

Supera las barreras multiculturales y ayuda a aceptar y abrir la mente. Ya sea en el uso de las palabras para referirnos a algo (si hablamos del tráfico o del tranque, en Costa Rica diremos “presas”, en Colombia “trancón” y en Venezuela “cola”, para referirnos a lo mismo); en la forma de realizar acciones cotidianas (como saludar con dos besos en las mejillas en vez de dar la mano para presentarse con alguien); y en las formas de actuar o reaccionar de otros (puede que en ciertas culturas no sea correcto ver directamente a los ojos a una persona mayor o a una mujer embarazada, aun cuando estas te dirijan la palabra). El hecho de interactuar con otras culturas nos da la ventaja de ser más amplios en nuestro entendimiento y recepción de las formas de ser de otros, por lo que estamos más abiertos a aprender, interactuar y respetar otras culturas.

Cuando deseamos mejorar nuestras relaciones interpersonales en el trabajo, cuando queremos conectar con otras personas, cuando conversamos con otros compañeros de clases o incluso cuando estudiamos, el entendimiento de otras culturas se vuelve útil y hasta necesario para expresar opiniones y que estén mejor estructuradas, sean más inteligentes y más acertadas. Además, nos convertimos en personas susceptibles de desarrollarnos mejor en ambientes multiculturales.

Viajar 2

Uno se vuelve más autosuficiente y pone menos excusas. Al estar en contextos fuera de lo que nos es habitual, muchas veces nos encontramos con situaciones donde debemos dar respuestas o encontrar soluciones efectivas. Por ejemplo, imagina que viajas a Holanda y tan pronto sales del aeropuerto todas las señalizaciones de los buses se encuentran en neerlandés, aquí es necesario que apliques las destrezas que tengas para encontrar tu ruta y puedas llegar a la ciudad.

Las excusas en este tipo de situaciones sencillas te convierten, poco a poco, en alguien que comienza a desarrollar vías de solución para solventar cualquier posible crisis o problema. Estas habilidades se convierten en anécdotas que contar, pero nos abren la mente y fortalecen nuestras destrezas de supervivencia y reacción.

Las soluciones son más variadas y creativas. Este punto va muy de la mano con el anterior, y es que frente a diferentes vicisitudes puede que las soluciones nos obliguen a buscar formas alternativas que puedan ayudarnos a salir adelante. Si retomamos el ejemplo del bus en Holanda, tenemos que una forma de evitar perdernos sea recurrir al uso libre del wifi en el aeropuerto y descargar las indicaciones de Google Maps™ u otro aplicativo similar que nos indique el número de bus, las horas de funcionamiento y el lugar donde se toma la ruta. También puede que realices un dibujo de un bus y el número de la ruta en una hoja de papel, para que alguien te señale en qué dirección puedes tomarlo. Sea cual fuere tu solución, ya estás encontrando maneras de no dejarte vencer, de seguir adelante y de conquistar situaciones adversas.

Incluso puede que este juego de dibujar ítems básicos para un viajero termine convirtiéndose en la creación de una línea de camisetas que ayuden a otros viajeros a señalar y obtener respuestas. Fíjate que muchas soluciones creativas derivan en ideas interesantes más complejas que vas asimilando y fortaleciendo con el tiempo, pero todo ha salido de tu mente y de tu proceso de adaptación y de solventar problemas.

Aprendes a estar desconectado y a vivir de esa manera. Cuando viajas al extranjero es muy probable que no lleves contigo un plan de datos internacional, por lo que experimentarás lo que es estar fuera del radar y esto te ayudará a llevar la vida diaria de otra forma. Desde tener que salir de tu habitación a buscar comida, pedir recomendaciones, explorar la ciudad, tomar transporte, asistir a eventos culturales de forma fortuita y conversar con otros, entre miles de posibilidades sin necesidad de un dispositivo electrónico inteligente.

En la actualidad, se puede observar mucho que la dependencia electrónica se manifiesta incluso en los salones de clases, donde dependemos de la conectividad a internet para mostrar una presentación, para ubicar el salón donde tenemos clases o para manejar resúmenes de estudio; y aunque estas herramientas son muy prácticas, también debemos saber manejarnos en ambientes offline y afilar nuestras destrezas para explicar un trabajo sin diapositivas, encontrar nuestro salón de clases, estudiar con los apuntes de nuestro cuaderno o acudir a la biblioteca de la universidad.

Con todos estos puntos en mente, tenemos que los viajes nos ayudan a moldear una personalidad mucho más dispuesta a encontrar soluciones, a responder efectivamente a problemas que aparecen y a ser creativos sin necesidad de que nos lo pidan. Esta misma conclusión se ve reflejada en varios estudios llevados por universidades alrededor del mundo, donde estudiantes de múltiples programas ante situaciones que presuponen una experiencia internacional responden de una manera más original y con un mayor número de soluciones, frente a quienes los ejercicios los restringen a un contexto locativo sin cambios.

Bienvenidos entonces los viajes y las experiencias de internacionalización, en los que por cierto desde UDI podemos apoyarte con nuestros programas de movilización e internacionalización, ya sea desde certificaciones en otras universidades en el mundo, hasta la realización de intercambio estudiantil en alguno de tus semestres. Descubre mucho más de estas opciones aquí.

Recuerda que, si quieres dejarnos algún comentario, anécdota o si ya has vivido alguna experiencia internacional y quieres compartirla, puedes hacerlo a través de nuestras redes sociales usando el hashtag #BlogModoU  o también escribirnos en el formulario más abajo de este post.

Comienza ahora

Inscríbete aquí y te ayudamos a resolver las dudas que tengas.

¿Eres estudiante activo?

Si todavía tienes dudas

¿Qué reconocimientos encuentro en la U del Istmo?

Por cuarto año consecutivo la Universidad Del Istmo logra ser parte del Ranking FSO estando entre las 25 mejores universidades de Iberoamérica. Somos una universidad privada 100% acreditada, tenemos 34 años de trayectoria en la educación universitaria y pioneros en la educación virtual de panamá siendo la universidad #1 en educación virtual del país

¿En qué sede puedo estudiar mi carrera?

En la Universidad del Istmo podrás estudiar según el programa de tu interés en las siguientes sedes: Panamá, Los Pueblos, La Chorrera, David, Santiago, Chitré y Colón.

Quiero estudiar en la U Del Istmo ¿Qué tipo de becas tienen?

Actualmente en la U Del Istmo se manejan las Becas Administrativas y las Becas de Interés Social, estas últimas corresponde al apoyo que brindamos anualmente a estudiantes sobresalientes de colegios públicos, con fundamento en su índice académico y estatus socioeconómico.

¿Cuentan con una inducción o recorridos para conocer más de la U Del Istmo?

Si, contamos con fechas semanales de inducción virtual donde el estudiante tiene la posibilidad de conocer nuestras plataformas, y los beneficios de estudiar en la U del Istmo.

¿La U Del Istmo tiene convenio con el IFARHU?

Si, podrás financiar tus estudios e inclusive tener beneficios adicionales, puedes encontrar información del proceso en https://www.ifarhu.gob.pa/ con nuestro equipo de atención VIP para primer ingreso le acompañaremos en el proceso de solicitud de documentos para presentarse al Ifarhu.

Me interesa saber si ¿tienen planes de financiación?

Si, actualmente tenemos una promoción vigente para los aspirantes de primer ingreso interesados en cursar una carrera de Pregrado Presencial, Pregrado Virtual y Posgrado Virtual. Los costos de la matricula y de las materias varían según el nivel y la modalidad de interés. Podrá contactarnos por nuestros canales de atención y se le dará toda la información requerida.

¿Cómo puedo hacer para iniciar mi proceso de admisión?

Podrás seguir el paso a paso de admisión detallado en esta página o también puedes agendar tu cita de forma presencial o virtual en el siguiente link: https://bit.ly/3I91C4V

¿Cuándo inician las clases?

El próximo inicio de clases es el 08 de setiembre del 2022.

Escríbenos