¿Qué tan llamativo eres para una empresa al terminar tu posgrado?

Por Felipe Cortés para Universidad del Istmo, Marzo 29, 2019

En las últimas décadas el conocimiento ha aumentado a un ritmo acelerado, y es que, con los avances tecnológicos y la profundización de las distintas áreas de estudio; es imposible que el conocimiento de hace 10 años sea igual al de hoy, incluso, el de hace un mes puede ser diferente al de hoy.

El conocimiento nos obliga a apropiarnos de él, nos despierta esa sed por saber más y lo más importante: nos hace sentirnos realizados y más visibles. La manera más efectiva de adquirirlo es aprendiendo de los mejores para posteriormente poderlo aplicar.

Ahí radica el dilema sobre la cantidad de tiempo y esfuerzo que debemos invertir para obtener conocimientos. ¿Realmente basta con un pregrado para lograrlo?, ¿vale la pena un posgrado?, ¿qué tan llamativo nos volvemos con un posgrado?, no se trata solo de un perfil profesional, se trata de hasta dónde se quiere llegar para lograr algo grande.

Ventajas de estudiar tu posgrado

Se está creando conocimiento a diario y tu capacidad para aprender no se puede quedar atrás; si lo piensas bien, ¿por qué no profundizar sobre un área que te gusta de tu profesión?, si por ejemplo, estudias tu pregrado en Contaduría, ¿por qué no atreverse a profundizar sobre gerencia financiera? Es más de lo que te gusta, pero a un nivel más detallado.

Piensa en una larga fila con cientos de posibles candidatos a un cargo, los que tienen un posgrado automáticamente ocuparán los primeros lugares de la fila; porque sí, en un mundo tan competitivo con tu posgrado te conviertes en la primera opción de las empresas.

Evalúa todo el panorama de lo que conlleva un posgrado y conoce lo que te aportará:

Tus ingresos aumentarán

Pocas personas saben realizar una tarea de manera especializada y el posgrado te enseña justamente eso; por lo tanto, tus conocimientos en la realización de este tipo de tareas serán mucho más valiosos y mejor recompensados que los de otros.

Si estás buscando la forma de sobresalir en tu campo laboral y diferenciarte de otros, un posgrado es el camino correcto.

Conoce todo sobre nuestra Maestría en Gerencia de Hospitales

Oportunidades de ascenso

El conocimiento es poder, poder para subir el siguiente escalón y asumir mayores responsabilidades e importancia. Esta es la oportunidad de que en un nuevo cargo aportes todos esos conocimientos que has acumulando.

Normalmente, un cargo como líder es lo que le sigue a tu posgrado. Es un gran desafío, pero piensa lo gratificante que será llevar a un grupo de personas a alcanzar una meta. Tu criterio profesional será una guía para tomar decisiones importantes. Así que ya sabes, luego de tu posgrado estás listo para postularte a cargos más grandes.

Retorno de la inversión

No nos digamos mentiras, hacer un posgrado es costoso. Pero verás cómo ese dinero vuelve a ti, y no solo ese, llegará mucho más; dándole un verdadero retorno a tu inversión y permitiéndote tener una vida más cómoda.

Con un título al nivel de un posgrado puedes duplicar y hasta triplicar el dinero que ganas laborando con un pregrado.

Tener una especialidad y estabilidad

Gracias a las constantes demandas de los mercados, las compañías se ven obligadas a segmentar necesidades y a buscar un especialista que se encargue de cada una de ellas. Durante tu posgrado desarrollarás todas las habilidades que te convertirán en un especialista y pieza clave del lugar en el que trabajes.

La visibilidad que tiene tu trabajo después un posgrado es muy significativa, estarás en el radar de las mejores compañías. Te lo pongo así, verás abrirse muchas puertas y en muchos casos las ofertas de trabajo llegarán por sí solas, porque tus nuevos conocimientos serán de gran valor.

Podría interesarte:

¿Qué es el salario emocional?

Buscando empleo: ¿empresa grande o pequeña?

 

 

 

Publicado en: Modo U

Tagged: Posgrado, oportunidades, Empleabilidad, Competitividad, Universidad

Quizá también te interese