Mejora tu aprendizaje estudiando en grupo

Por Osmar Peña para Universidad del Istmo, Septiembre 25, 2018

Dentro de las mejores formas de repasar y estudiar para los exámenes y las evaluaciones que se presentan a lo largo del semestre, tenemos que los grupos de estudio pueden resultar muy provechosos, en especial si estamos bien organizados y en sintonía respecto a los temas que queremos repasar y las dudas que se deben aclarar. Cuando varias personas se juntan y trabajan en conjunto para lograr un objetivo en común suele emular el ensamblaje de una máquina bien aceitada que está lista para conseguir una meta sin que nada la detenga, por ello, veamos cuáles son las mejores recomendaciones para lograrlo.
 
grupos de estudio
 
Tres consejos para armar el grupo
 
Nada de mejores amigos. Si bien es una técnica estratégica, el porqué de la exclusión de mejores amigos es debido a un tema de procrastinación. Cuando solemos compartir con amigos muy cercanos podemos distraernos con bastante facilidad y los temas en común se sitúan en medio de las discusiones, por lo que nuestra mente comienza a compartir espacio con recuerdos, situaciones sociales pasadas y con los temas de estudio, por lo que para poder estar lo más enfocados posibles puede que armemos grupos de estudio con compañeros de clases con los que tengamos un contexto exclusivo de estudio para repasar y compartir conocimiento.
 
No más de cinco personas. Sobre esto es más para enfocarnos en la calidad de las sesiones de estudio, dado que al haber muchas personas en una reunión puede que las discusiones y la concentración sean difusas y que no todos queden bien informados, o que se alarguen mucho las conversaciones y no logremos la productividad esperada.
 
Salas de estudio. El espacio en el que compartimos nuestras ideas y presentamos dudas a nuestros compañeros también es importante, por ello sugerimos buscar salas de estudio. Muchas bibliotecas cuentan con ellas o también puedes recrearlas en otros lados, puesto que son muy prácticas y solo constan de una pizarra, unos marcadores, sillas y una mesa. Si hacen estas reuniones en casa de alguno de los integrantes, intenten evitar tener objetos que distraigan la atención y sitios que son considerados de descanso.
 
Cinco técnicas grupales de estudio
 
1.- Mapas mentales. Lo primero que sugerimos es que hagan un listado temático o un mapa mental que ordene todos los puntos que se vayan a estudiar. Lo realmente importante en esta parte es que cada integrante participe y entre todos construyan el “temario”, porque con ello se integran las diferentes perspectivas y se aclaran cuáles conceptos están asociados a otros y el porqué.
 
2.- Ronda de preguntas y respuestas. Con la ruta definida, podemos comenzar con rondas de preguntas y respuestas entre los diferentes miembros del equipo. Así, cada quien tiene la posibilidad de presentar su perspectiva y conocimiento sobra cada concepto y desarrollar las ideas que tenga asociadas. En esta parte puede ser válido el uso de apuntes para reforzar algunos comentarios y también para aclarar dudas, además que ciertamente este es el momento perfecto para hacer las preguntas sobre las que no tengas una respuesta clara.
 
3.- Tarjetas de estudio. Una técnica popular es el uso de las tarjetas que por un lado tienen un dibujo o una palabra/frase y que por el otro hay una respuesta. En el desarrollo de esta fase, se puede hacer de la manera tradicional donde una persona le pregunta a otra y esta responde, o puede complementarse con que cada respuesta debe venir acompañada de un ejemplo o de un caso de aplicación.
 
4.- Discusiones. Para complementar muchas respuestas dadas en la etapa anterior, se puede pasar a una fase de discusión, donde sobre cada concepto se pueden complementar las opiniones y los comentarios de cada miembro del grupo, así todos pueden tener un entendimiento amplio en cada tema. Es necesario destacar que es necesario siempre tener mucho respeto por las opiniones ajenas y que es también un ejercicio para entender cómo varias personas dan explicación sobre un mismo tema.
 
5.- Alternancia para explicar conceptos. Finalmente, y es una técnica alternativa y que puede realizarse a cambio de otra o de forma adicional, es que si cada uno maneja muy bien ciertos conceptos, puede realizar una disertación o explicación a los demás, como una especie de pequeña clase. De forma sucesiva, cada miembro puede explicar diferentes temas y así complementar el entendimiento del contenido.
 
Esperamos que con todos estos consejos puedas llevar a cabo sesiones de estudio grupales que sean exitosas y que les ayuden a fortalecer los conocimientos vistos en clases y repasados individualmente. Si conoces de algún otro recurso para estudiar en grupo puedes dejarlo en los comentarios o escribirnos a través de nuestras redes sociales con el hashtag #BlogModoU
 

Publicado en: Modo U

Tagged: Métodos de estudio, Universidad, Aprendizaje, Estudiar en grupo

Quizá también te interese