Emprender y aprender: guía rápida para tus ideas de negocio

Por Felipe Cortés para Universidad del Istmo, Abril 5, 2019

Una de las primeras decisiones que debes tomar en el mundo laboral, es si te empelarás en una empresa o si por el contrario trabajarás para tu propio negocio; no está mal ninguna de las opciones, simplemente se trata de que visualices cómo te ves en el futuro y así identifiques si tienes alma de emprendedor.

El emprendimiento es esa iniciativa por innovar, es esa voz en tu cabeza que te incita a tener un negocio propio, es un fuerte llamado hacia la independencia.

Ahora bien, la base del emprendimiento es la idea de negocio, y cuando tienes una, debes preguntarte si realmente te apasiona, ¿te ves el resto de tu vida trabajando en eso? En muchos casos los negocios requieren de una gran inversión de dinero, tiempo y esfuerzo; por lo que se convierten en una apuesta para mucho tiempo.

Dale vida a tus emprendimientos con estos consejos

Si efectivamente esa idea de negocio te apasiona, te digo que tienes asegurado tu éxito como emprendedor, porque esa misma pasión te llevará a aprender de cada situación o dificultad que se pueda presentar. Todo en la vida requiere de esfuerzo, pero cuando hay pasión, las metas son alcanzables.

Si de emprender se trata, hay que tener una disposición inquebrantable para aprender. Te daré algunos consejos sobre la actitud y valores que debes tener presentes para hacer de tu experiencia como emprendedor algo único.

¡Arriésgate!

Haz que esa idea que nació en una conversación familiar se convierta en una realidad. No dejes que el temor al fracaso y a la inestabilidad te hagan desistir de lo que quieres. Cuando vas a comenzar algo nuevo y en especial un emprendimiento es normal no saber qué tan efectivo será el siguiente paso.

Como dicen por ahí: es mejor arrepentirse de lo que se hizo y no de lo que se dejó de hacer.

Empeño

Dale el 100% de tu interés a tu idea de negocio y los resultados llegarán pronto. Habrá momentos en los que el cansancio hará que pienses en desistir. No hagas caso a eso, el agotamiento es temporal, pero lo que logres con tu negocio será permanente. Estás trabajando para ti y cada esfuerzo es un escalón más hacia tu objetivo.

 

Evalúa las opiniones

Muchas personas te dirán que estás loco por intentar construir tu negocio, que lo mejor es que vayas a la fija y te emplees en alguna empresa, también afirmarán que te quedarás en la ruina y que lo mejor es que no pierdas más el tiempo. ¡No hagas caso a los comentarios negativos y sin fundamentos! Tú sigue enfocado en trabajar a diario por tu sueño.

Tampoco te vayas al otro extremo. Escuchar los comentarios positivos y confiarte es un error que no puedes cometer. Siempre debes estar alerta ante todas las necesidades de tu negocio y más que dejarte guiar por comentarios, evalúa el progreso de tu emprendimiento con hechos y cifras.

El éxito atrae más éxito

Rodéate de otros emprendedores apasionados, indaga sobre qué están haciendo ellos por su negocio que tú no hagas por el tuyo. En nuestro país hay varias asociaciones y conversatorios sobre emprendimiento; asiste y aprenderás sobre las estrategias de otros.

Estar junto a personas que persigan tu mismo sueño te dejará grandes aprendizajes.

Haz de tus ideas de negocio una realidad con estos consejos.

 

Muchos nuevos emprendedores no saben cómo darle forma y aterrizar su negocio. Aplica los siguientes tips en la ejecución de tu emprendimiento:

Lleva tu contabilidad

Por más pequeño que sea tu negocio, lleva un registro de cada movimiento financiero y trata de siempre tener cifras exactas y no aproximaciones; esto te dará claridad sobre ingresos, gastos y ganancias.

Define un plan de negocio

Para empezar, no tiene que ser tan elaborado, solo no olvides definir cuál será tu mercado y proyecta los objetivos que quieres alcanzar en determinados períodos de tiempo.

Conoce más sobre nuestra Licenciatura en Administración de Empresas Turísticas

Delega responsabilidades

Desde el comienzo haz una lista de tareas o áreas y repártelas entre los integrantes del emprendimiento.

Piensa en la estrategia

Define los canales que podrían hacer que las personas lleguen a tu negocio, con el tiempo te darás cuenta de cuáles son los mejores y cuáles debes modificar. Lo importante es comenzar con una base estratégica.

 

Es momento de que le des vida a tu negocio propio. Arriésgate y recuerda que el emprendimiento es un constante aprendizaje.

Podría interesarte:

¿Cómo mejorar tus relaciones profesionales en el extranjero?

¿Me atrevo a tener mi propio negocio online?

 

Publicado en: Modo U

Tagged: Emprendimiento, Empleabilidad, Estudiantes, Universidad

Quizá también te interese